Cómo reproducir cualquier formato de vídeo

Reproducir cualquier formato de vídeo

¿Tienes un  vídeo para esa presentación de trabajo tan importante y cuando te pones a reproducirlo no se ve? ¿O te han enviado un vídeo que todos dicen que está muy bien y tú eres el único que no consigue verlo?

Reproductores, codecs, formatos… uf! ¿Te suena familiar? No te preocupes, en este artículo te explicamos cómo ver casi cualquier vídeo sin complicarte la vida.

Instalando VLC, un reproductor para todo

El VLC Media Player es un reproductor muy popular que ya viene integrado con el soporte necesario para reproducir la mayoría de formatos tanto de vídeo como de audio. Lo más probable es que ya no necesites ningún otro programa.

Para instalar el VLC en tu ordenador, tanto en Windows como en Mac:

  1. Vete a la web oficial del VLC: https://videolan.org/vlc/
  2. Descárgatelo.
  3. Ejecuta el archivo que acabas de descargarte para instalar el VLC. No te preocupes, es sencillo, simplemente sigue los pasos que aparezcan en pantalla.
  4. Ya está. Deberías tener un acceso directo al VLC en el escritorio (un icono con un cono de carretera). Si no fuera así, vete a “Inicio → Todos los programas → Video LAN → VLC media player”. Y si usas Mac, encontrarás el VLC en Aplicaciones.
Instalando el VLC video player

Reproduciendo vídeos

Para ver un vídeo, haz clic derecho sobre él, y en el menú que aparece, elige “Abrir con → VLC media player”.

Reproduciendo vídeo con VLC (menú contextual)

También puedes abrir el VLC y elegir el vídeo desde el menú “Medio → Abrir archivo”.

Reproduciendo vídeo con VLC

El vídeo se ve "estirado", ¿qué hago?

Si abres un vídeo con el VLC y  se ve "estirado" es que no se está usando la proporción correcta (aspect ratio). No te preocupes, vete al menú “Vídeo → Proporción” y elige el valor adecuado. Normalmente con "4:3" o "16:9" se solucionará el problema.

Proporción de vídeo (aspect ratio)

Convirtiendo vídeos a otro formato

El VLC puede reproducir la mayoría de los vídeos, y puedes instalar el VLC en Mac, en Windows y en Linux. Pero… ¿qué pasa si quieres reproducir un vídeo directamente en tu TV, o en tu disco duro multimedia, o en tu móvil? Ahí no podrás instalar el VLC y tendrás que convertir el vídeo.

Pues bien, el VLC además de ser un reproductor es también un conversor de vídeos. Por ejemplo, si tienes un televisor o un disco duro multimedia que reproduce vídeos DIVX:

  1. Abre el VLC.
  2. Vete al menú “Medio → Convertir”.
  3. Se te abrirá la ventana “Abrir medio”. Deberías estar en la pestaña “Archivo”.
  4. Haz clic en el botón “Añadir…” y selecciona el vídeo que quieres convertir.
  5. Ahora haz clic en el botón “Convertir / Guardar”.
  6. En la ventana que te aparecerá ahora, deja seleccionado “Convertir”.
  7. Marca la casilla “Mostrar la salida” si quieres ver el vídeo mientras se está convirtiendo. No es necesario, pero es menos aburrido que ver una pantalla en negro… De todas formas, marcar esta casilla puede hacer que vaya más lento.
  8. En perfil pon el formato al que quieres convertir. Por ejemplo “Video for DIVX compatible player”. Observa que tienes un montón más de formatos entre los que elegir, como por ejemplo “Video for MPEG4 1080p TV/device”, o también “Video for iPod HD/iPhone/PSP”.
  9. En “Destino”, haz clic en el botón “Explorar”. Elige la carpeta donde quieras grabar el vídeo convertido y escribe un nombre para el archivo.
  10. Clic en “Iniciar”.
  11. Ahora el vídeo se convertirá. Verás una barra de progreso. Espera hasta que termine. Ten paciencia, dependiendo de la longitud del vídeo, del formato y de lo lento que sea o no tu ordenador, la conversión puede tardar varios minutos.
  12. Ya está. Ahora ya tienes tu vídeo en el formato que necesitabas.
Convertir formatos de vídeo con VLC

Para los eventos importantes

Si tienes que llevarte un vídeo para reproducirlo en una presentación de trabajo, o en un evento social, probablemente te lleves también tu portátil con el VLC instalado. Pero, ¿qué pasa si no puedes usar tu propio ordenador? Quizás estés obligado a usar un ordenador del organizador, conectado a un proyector. O simplemente no puedes ir cargando con tu propio equipo.

Si quieres asegurarte de que podrás reproducir tu vídeo, llévatelo convertido al menos a los siguientes formatos:

  • Windows Media (.wmv) para poder verlo directamente en Windows. Puedes convertirlo con el VLC usando el perfil “WMV + WMA (ASF)”. Usa el botón con el icono de las herramientas para editar el perfil si quieres hacer ajustes.
  • H264 MP4, para poder verlo directamente en Mac. Puedes convertirlo con el VLC usando el perfil “H.264 + MP3 “. Usa el botón con el icono de las herramientas para editar el perfil si quieres hacer ajustes.

En cualquier caso, pruébalos siempre antes en varios ordenadores distintos antes del día del evento.

Y si me llevo mi disco duro con un montón de vídeos, o los vídeos son muy grandes, ¿tengo que andar perdiendo mi tiempo en convertirlos?

Si quieres ser más autosuficiente, pero no vas a poder usar tu propio ordenador, puedes usar la versión portable del VLC. Una versión portable de una aplicación significa que puedes meterla en un pendrive o en un disco duro externo y ejecutarla directamente desde ahí, sin tener que instalar nada en el ordenador.

Ten en cuenta que la versión portable de PortableApps.com que te recomendamos funcionará en Windows, pero no en Mac.

  1. Vete a la web http://portableapps.com/apps/music_video/vlc_portable
  2. Descárgate el VLC portable haciendo clic en el botón verde que pone “Download Now”.
  3. Ahora deberías tener el archivo “VLCPortable_2.1.3.paf.exe”.
  4. Conecta tu disco duro o pendrive.
  5. Ejecuta el instalador “VLCPortable_2.1.3.paf.exe” y sigue los pasos hasta que te pregunte “Elegir lugar de instalación”.
  6. Elige la unidad que corresponda a tu pendrive o disco duro externo.
  7. Ahora, en tu pendrive o disco duro externo, tendrás una carpeta “VLCPortable” y, dentro de ella, el ejecutable “VLCPortable.exe” (el que tiene el icono del cono de carretera).
  8. Ya está. Ahora si te coges tu pendrive o disco duro externo y te lo llevas a un ordenador distinto, sólo tienes que ir a la carpeta “VLCPortable” y ejecutar el VLCPortable.exe. No se instalará nada en el otro ordenador, y podrás reproducir tus vídeos sin preocuparte de aplicaciones, codecs ni formatos.

¿Tienes alguna duda o sugerencia de cómo usar el VLC o cómo reproducir vídeos de diferentes formatos? Te animamos a que dejes tus comentarios. Y si este artículo te ha resultado útil, te animamos a que lo compartas en tu red social con los botones que encontrarás más abajo.

Comentarios

LAURA

Muchas gracias !!!! Me ha venido súper bien justo ahora que necesitaba ver un video para clase......
lo comparto!!!

¿Te ha resultado de ayuda este artículo? Compártelo: